sábado, 17 de octubre de 2015

Polémica escultura del rey Juan Carlos desnudo

Stuttgart muestra la polémica escultura del rey Juan Carlos desnudo


El personaje aparece desnudo, recostado sobre unos cascos de acero oxidado y en pleno acto sexual con una activista boliviana y un pastor alemán.




La polémica escultura que representa, según sus autores, al anterior rey de España Juan Carlos I desnudo y que desató un gran escándalo el pasado marzo en Barcelona, ha llegado a Alemania, donde puede verse en una exposición inaugurada el viernes en Stuttgart.

El personaje aparece desnudo, recostado sobre unos cascos de acero oxidado y en pleno acto sexual con una activista boliviana y un pastor alemán. La pieza de la artista austriaca Ines Doujak, llamada "No vestida para conquistar", forma parte de la exposición "La bestia es el soberano".

La misma exposición pudo verse el pasado marzo en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA). El entonces director de la institución, Bartomeu Marí, pidió la retirada de la escultura, lo que provocó una enorme controversia.

La ola de protestas obligó al museo a devolver la escultura al lugar que le habían asignado en la muestra. Marí se vio obligado a dimitir y la exhibición se desarrolló sin mayores problemas.

La polémica escultura se engloba dentro de una muestra conjunta de unos 30 artistas internacionales, que puede verse desde ayer en una sala de la Asociación de Arte de Wurtemberg (Württembergischer Kunstverein) en Stuttgart. El tema de la exposición son las relaciones de poder. Cuando estuvo en Barcelona se llamó "La bestia y el soberano".

La directora del Kunstverein de Stuttgart, Iris Dressler, dijo ayer que "la exposición se transformó por la polémica". El tema "se convirtió en realidad", añadió el comisario de la muestra Paul B. Preciado. Él perdió su empleo en el MACBA por el escándalo.

Para los artistas y los comisarios, todavía no se ha zanjado el escándalo provocado entonces por la pieza. Este fin de semana quieren continuar el debate en una rueda de prensa que versará sobre "quién controla las instituciones artísticas europeas".

DPA

EL REY DESNUDO
Apenas se vieron aquí, pero en Italia se habló mucho de unas imágenes del monarca,desnudo al sol, en la cubierta del Fortuna. Las fotos se publicaron en 1995 en la revista italiana Novella 2000, que hablaba —con mucho menos recato que los medios españoles— de «las más escondidas joyas de la Corona española».Según la versión de La Casa Real, Don Juan Carlos tomaba el sol como vino al mundo «por prescripción facultativa» de su urólogo. Cuentan que un semanario las compró en exclusiva no para publicarlas, sino para guardarlas bajo llave y evitar su difusión. Qué distinto habría sido todo si hubieran existido entonces Twitter, Facebook o Instagram..

No hay comentarios:

Publicar un comentario