viernes, 3 de abril de 2015

¿Pero queremos cambiar o no?



Sí, pero según qué cambios, dicen los que no quieren cambiar. Si es para derribar el sistema, no; si es para mejorarlo, sí.

¿Quién quiere derribar el sistema?
Esos nuevos. 

¿Entonces es mejor continuar con los mismos, que son los que nos han llevado adonde estamos?
Tampoco estamos tan mal, no lo diga como si todo fuera un espanto. Es que yo creo que lo es. Usted porque es de los nuevos; o por lo menos los apoya.

¿Pero, según usted, los nuevos qué proponen?
Que no vale nada de lo que hay. 

¿Y vale? Unas cosas, sí, y otras, no. ¿Cuáles valen? 
La estabilidad, el orden, la seguridad, la justicia, el bienestar social, a pesar de las dificultades que ha habido y que ya están a punto de ser superadas… 

¿Y cuáles no valen? 
Pues que ha habido corrupción, de todos, eh, de todos, y que ya se ha corregido. ¿Solo eso? Poco más, lo demás funciona bastante bien.

¿Pero no hay mucha desigualdad, mucha más de la que había hace tres años? 
Es el resultado del esfuerzo de cada uno, el Estado no puede ser padrearreglalotodo. Pero no todo el mundo ha tenido ni tiene las mismas oportunidades. Niego la mayor, además lo que usted dice son el socialismo o el comunismo, y los españoles no quieren eso.

¿Y usted por qué lo sabe? 
Está más claro que el agua, todo el mundo lo dice, ya tuvimos bastante y mire. No es cierto, pero es que además lo que quieren los nuevos no tiene nada que ver con el comunismo ni con el socialismo ese que dice usted. ¿Entonces qué quieren los nuevos? Que haya un poco más de justicia, que se reparta algo la riqueza, que no haya pobres, que todo el mundo pueda comer, que no les echen de sus casas. No, si en eso tiene usted razón, pero no sé yo si son de fiar y solo quieren eso.

¿Por qué no lo comprobamos? 
Me parece que ya se les ha pasado el arroz y se están desinflando. Eso lo veremos. Mire usted en Andalucía.

¿Qué pasa en Andalucía?
Que han fracasado. Pues habrán fracasado pero depende de ellos para ver qué ocurre con la Susana ésa. 

¿Usted qué haría? Yo consultar a las bases; y otra cosa: si la Susana hubiera tenido 2.500 votos menos entre Cádiz, Huelva y Jaén, que no son nada, habría tenido tres escaños menos, es decir habría fracasado. Lo que usted diga, pero el hecho es que ha ganado; y además en el resto de España ya no pitan tampoco como antes. Espere, espere usted, a ver qué pasa en las municipales y en las autonómicas. 

¿Pero usted de verdad cree que aunque ganen va a cambiar algo?
Hombre, algo cambiará. No sé, no sé, yo sigo sin fiarme. O sea que usted no quiere que las cosas cambien. Sí, pero… ¿Pero qué? Ya se lo he dicho, que no me fío; 

¿usted por qué se fía?
Porque quiero cambiar, mejorar, estoy harto de tanto mangoneo, 

¿no dicen que hay que renovarse o morir?
No, si en eso lleva razón, pero… 

¿Pero usted qué tiene que perder si vienen los nuevos?
La verdad que no mucho; además me dan pena los que lo pasan mal. 

¿Sabe lo que creo yo?
 que la mayoría de españoles son masoquistas y en el fondo no quieren cambiar; venga, anímese, 

¿le recojo el día de las elecciones y votamos juntos?
Ya veremos, deme tiempo; dese luego sería interesante ver qué ocurriría.

¿A las nueve? Vale, pero mejor un poco más tarde, a las once para no madrugar tanto; es usted un pesado y ya me ha entrado el gusanillo; oiga,

¿lo de la renta básica será cierto? Por cierto,

¿usted no se va de vacaciones este puente de Semana Santa?, todo el mundo se va. 

¿Vacaciones?, si no tengo ni chapa; a propósito, ¿me puede prestar 20 euros?

Arturo González

No hay comentarios:

Publicar un comentario