viernes, 11 de septiembre de 2015

El suicidio, un problema evitable a atajar



Los profesionales de la salud mental reclaman un plan intersectorial para prevenir los suicidios



El suicidio no es algo inevitable. Romper mitos y concienciar sobre la importancia de la prevención son los principales objetivos de los profesionales de salud mental. "El suicido es un problema de salud pública prevenible, evitable", asegura Mercedes Navío, psiquiatra y coordinadora asistencial de la Oficina Regional de Salud Mental de la Comunidad de Madrid, que añade que "cuando se interviene, el suicidio disminuye". De ahí, la necesidad de tratarlo en todos los ámbitos de la sociedad y poner en marcha un plan integral.

Y en eso coinciden muchos profesionales. Rafael Fernández-Cuenca, epidemiólogo del Centro Nacional de Epidemiología, reclama una estrategia nacional: "Sería importante que se hiciera un plan integral de prevención del suicidio en el que se implicara a muchos sectores". Es "necesario que en los grandes hospitales de referencia haya una unidad de prevención del suicidio" y además ,"hay que entrenar a bomberos, a personas de los servicios de urgencias, hasta a los celadores, pero también a la comunidad educativa", según José Ramón Pagés, coordinador de la Fundación Nacional de Ayuda a Personas con Depresión (ANAED). "Cualquier persona puede ser un agente antisuicida", dice Navío.

Los fallecimientos por suicidio en España rozan casi las 4.000 al año. En 2013, último año del que se tienen cifras oficiales, hubo 3.870, según el INE. Es ya la primera causa de muerte no natural (antes lo eran los accidentes de tráfico). Aún así, España está por debajo de la media europea con en torno a 8,3 suicidios por cada 100.000 habitantes frente al doble europeo, según Andoni Anseán, presidente de la Fundación Salud Mental España. Los principales factores de riesgo son padecer unaenfermedad Mental y "sobre todo" la depresión, "aunque no exclusivamente", explica Navío. "Más del 90% de las personas que presentan conducta suicida padecen algún trastorno mental diagnosticable", según la Fundación Salud Mental.
La Organización Mundial de la Salud estima que por cada persona que se suicida hay otras 20 que lo han intentado. En 2013, adoptó el primer plan sobre salud mental, en el que se propone reducir los suicidios un 10% para 2020 y reclama a los estados acciones para
prevenirlos.

Pagés ha pedido, con motivo este 10 de septiembre del día mundial de la prevención del suicidio, que el Ministerio de Justicia cree una oficina especial "como observatorio" y que a ella lleguen "todos los casos de suicidios que pasan por los juzgados". Solicita que el Ministerio "obligue por decreto a los jueces" a que "en un plazo de 30 días" tengan que transmitir la información a esa oficina para que se agilice el conocimiento de los datos.

Para la prevención es fundamental "el diagnóstico precoz" y el "tratamiento adecuado de los principales trastornos mentales", según el doctor Miquel Roca, presidente de la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental. También hay "un factor protector indudable": "la red sociofamiliar", indica Navío. Y ante todo es importante hablar. "Formación, concienciación, sensibilización", resume Anseán, "darnos cuenta de que tenemos un elefante en la habitación"


España, el quinto país de la Unión Europea con una menor tasa de suicidio



El índice de suicidios en España es uno de los más bajos de la Unión Europea, según los
últimos datos actualizados por la oficina comunitaria de estadística Eurostat en 2012. Para ser más exactos, España ocupa el quinto puesto por la cola de los 28, según la media europea que se sitúa en 11,9 suicidios por cada 100.000 habitantes. Una media realizada a partir de una base poblacional europea estandarizada.

En la Europa de los 28, Lituania es el país que constituye una tasa de suicidio más alta, con casi 20 puntos por encima de la media, seguido por Hungría y Letonia con una tasa de 24,1 y 21,9, respectivamente. En oposición, la Republica Checa encabeza la clasificación de países que tienen una tasa de mortalidad por suicidio más baja con 3,8 suicidios por cada 100.000 habitantes. Grecia y Malta siguen la estela de Chipre con índices muy por debajo de la media. Reino Unido sería el cuarto país en esta clasificación, justamente detrás de España.





Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 800.000 personas se suicidan cada año en el mundo, lo que supone una tasa de mortalidad "global" de 16 por 100.000 habitantes, o lo que es lo mismo: un suicidio cada 40 segundos, siendo esta la segunda causa principal de muerte entre los 15 a 29 años.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) recoge los datos totales de España en 2013, donde la tasa anual por cada 100.000 habitantes en territorio español pasó de 7,6 en 2012 a 8’3, la tasa más alta desde 1980.

En el día internacional para la Prevención del Suicidio se pretendereducir estas cifras a través de programas eficientes que atiendan y conciencien a las personas que sufren problemas emocionales o psicológicos. Desde diferentes asociaciones como la del teléfono de la esperanza que tiene como objetivo prevenir y “mejorar la salud emocional de las personas, poniendo al alcance de los ciudadanos un servicio cualificado y gratuito que les ayude a superar sus problemas

LAURA SANZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario