jueves, 10 de septiembre de 2015

Reproche a Donald Trump del actor Antonio Banderas en defensa de lo Hispano

Discurso del actor Antonio Banderas después de recibir el premio de honor en la segunda edición de los Premios Platino celebrada en Marbella (españa).

Discurso íntegro:

Desde mi Málaga fenicia, musulmana, romana y Picassiana por parte de padre, y Zambranista por parte de madre, mando un saludo a todos los pueblos latinos con los que me uno, no solo en la lengua, sino en el deseo compartido de soñar, y de hacerlo a través del arte de la pantalla en movimiento, eso a lo que llamamos cine. 

Quiera o no quiera, he de reconocer que recibir un premio trae atado una montaña de tentaciones vanidosas contra las que hay que luchar como El Quijote lo hacia contra los molinos, o gigantes de su tierra manchega. 

Y aunque yo naci en tierras andaluzas, en la Malaga que es para mi un sueño hecho realidad, siempre he creído compartir con el caballero de la triste figura la locura insensata, los anhelos irreprimibles, y la vocación ansiosa por la aventura. 

Hoy estoy tan contento y excitado por aceptar este reconocimiento, que agradezco desde lo mas hondo de mi corazón, como de recibir a tantos amigos, tanto talento, a los que espero que esta mi tierra malagueña les abra la puerta y los trate con el mismo cariño con el que yo he sido tratado en cada uno de los países latinos en los que tuve la suerte de trabajar. 

Siete películas en México, tres en Argentina, una en Venezuela, una en Chile, una en Colombia, y una en Puerto Rico, con las que logre compartir con equipos de grandes profesionales una manera de hacer cine y una forma de entender la vida.

Pero el gran cambio todavia no se ha producido, el gran salto no se ha dado. Fue en realidad en Los Estados Unidos, que hay que reconocerlo, poco a poco ha ido dando posibilidades al talento hispano, y algunos de los que aquí nos encontramos nos beneficiamos de ello, al Cesar lo que es del Cesar, y a los Hispanos lo que es nuestro, es allí, repito, donde llego a comprender la dimension real, el caracter universal, el indudable potencial y la fuerza incontenible de lo latino. Ese lugar, y en el que pese al interés insano y absolutamente reprochable del señor Donald Trump por patearnos el trasero, se reúnen un crisol de comunidades que hablan la lengua cervantina, y que no solo enriquecen la vida cultural del país, sino que aportan valores apoyados en su propia dignidad, el trabajo duro, el sacrificio y el poderoso regusto de sentirse unidos contra nadie.

Efectivamente, sin enfrentamientos, con el corazón abierto, con la curiosidad por bandera, y con la idea clara de que, aunque todos amamos a nuestros paises de origen, podemos sin duda abrazar la idea de lo latino, y el orgullo de sentirse hispanos. 

Pienso que estos premios PLATINO, son una plataforma para iniciar un camino que nos ayude a consolidar el respeto que ha adquirido la cinematografía latina, que nos permita reivindicar nuestra lengua en las producciones, y que nos haga fuertes para poder competir en igualdad de condiciones. Nada más y nada menos.

Nadie nos valorara si no lo hacemos nosotros primero.

Terminaré con Cervantes y su Don Quijote que desde su mente soñadora y por momentos lucida decía: " Como no estás experimentado en las cosas del mundo, todas las cosas que tienen algo de dificultad te parecen imposibles. Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades."

Muchas gracias.


                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario