martes, 27 de octubre de 2015

El tamaño sí importa, en cuestiones de mapas

Una aplicación web permite comparar los tamaños reales de los países, dejando atrás la visión tradicional del mundo derivada de la proyección más aceptada


“¿Que diablos es eso?”, pregunta incrédula C.J. Cregg, asesora de prensa en la serie El Ala Oeste de la Casa Blanca ante la visión de un mapa del mundo en el que los países del norte aparecen visiblemente más pequeños y achatados.
“Donde ha vivido usted siempre”, le responde el representante de la Organización de Cartógrafos por la Igualdad Social. En el episodio, la ONG ficticia había solicitado una reunión para exponer las razones por las que las escuelas públicas estadounidenses deberían utilizar la proyección de Peters, que respeta el área de cada país, para sustituir la tradicional visión que tenemos del mundo, la que ideó Gerardus Mercator en 1569 para favorecer la navegación en los polos.
La proyección de Mercator, utilizada también por Google Maps, presenta dos problemas: exagera el tamaño de las áreas más cercanas a los polos (Europa, Estados Unidos, Canadá, Rusia) y reduce el tamaño de las áreas cercanas al Ecuador, África por ejemplo.

_
Inspirados en este episodio, especialmente en la cara que ponen los representantes del Gobierno de EE UU, dos jóvenes desarrolladores, James Talmage y Damon Maneice, crearon thetruesize.com, una aplicación que permite jugar con los tamaños de los países.
En el mapa Mercator, Groenlandia y África tienen el mismo tamaño, pero cualquiera que se moleste en revisar sus kilómetros cuadrados descubrirá que en realidad la isla danesa es 14 veces más pequeña que el continente africano. Lo mismo ocurre con Europa, que aparenta un tamaño muy parecido a Sudamérica, cuando en realidad ocupa la mitad de kilómetros cuadrados. O con Alaska, que parece más grande que México, cuando en realidad no es así.
La aplicación permite de forma intuitiva arrastrar cualquier país a lo largo de los paralelos y ver cómo un país se va haciendo más pequeño cuando se acerca al Ecuador y se va haciendo más grande a medida que se acerca a los polos.











Groenlandia es 14 veces más pequeño que África

Las implicaciones sociales y políticas de esta visión eurocéntrica del mundo han sido denunciadas hasta la saciedad en las últimas décadas y dejan su impronta en el capítulo del Ala Oeste, no sin cierta sorna. “La proyección de Mercator ha fomentado las actitudes imperialistas de Europa durante siglos y crean un prejuicio étnico contra el Tercer Mundo”, dice uno de los representantes de los cartógrafos. “En nuestra sociedad igualamos el tamaño con la importancia y con el poder”, concluye.

Martín Cúneo

No hay comentarios:

Publicar un comentario