sábado, 14 de noviembre de 2015

Duelen los muertos en París?




Duelen los muertos en París?
Si duelen.
A quién duelen?
A todo el mundo.
Hay dolor, luto y gran pena en mi alma.
Eran también mis hermanos los muertos en París.
Duelen los muertos en Palestina?
Duelen los muertos en el Mediterráneo?
Duelen los muertos en los aviones derribados?
Duelen los muertos en África?
Duelen los muertos en Ucrania?
Duelen los muertos por encargo en el mundo entero?
Duelen los muertos por terrorismo en cualquiera otra parte en el mundo pobre?
Si duelen.
¿A quién duelen?
Debieran doler a todo el mundo, en igualdad de condiciones y derechos, porque también eran nuestros hermanos. Todos hijos de los mismos Dioses del Universo.
El terrorismo es un monstruo creado en especializados laboratorios, en sectores poderosos del planeta, a fin de imponer "El Nuevo Orden Mundial" que pretenden dominar las potencias Neoliberales (EE.UU, R. Unido, Alemania, Francia), cuál bacteria o arma para matar con específicas condiciones, a seleccionados pueblos. El problema ahora es que casi todos los monstruos, cual Frankestein, se han escapado y se volvieron incontrolables. Y andan sueltos haciendo lo que saben hacer: matar sin preguntar a quién. Y han matado a inocentes en las propias narices de los creadores. Y lo hacen para sembrar miedo y terror para hacerse más temibles. Y así los abominables, energúmenos poderosos interesados en matar a sus congéneres se interesen más en sus desalmados servicios.


Basado en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario