lunes, 14 de diciembre de 2015

El legado de Rajoy: un desastre sin paliativos



Después de una legislatura que ha sido un desastre sin paliativos para una mayoría de españoles, particularmente para la clase media, que es hoy más pobre, paga los impuestos más altos de la historia mientras los oligarcas del Ibex están casi exentos (un 3% efectivo), tienen menos derechos laborales y sociales, que verán drásticamente reducidas sus pensiones y cómo sus hijos por primera vez vivirán peor que sus padres con una deuda impagable que lastrará sus vidas, el hecho de que Rajoy y el PP sean los más votados raya lo demencial, y demuestra el inmenso poder de unos medios que propalan y amplifican sus mentiras. Unos medios que hacen entrevistas que producen sonrojo, a cambio de recibir nuevos canales de televisión o de conseguir refinanciaciones de sus inmensas deudas para evitar su quiebra, una corrupción institucional inimaginable en un Estado de derecho.

Rajoy llegó al poder incumpliendo todas y cada una de sus promesa selectorales. Prometió bajar impuestos y los subió el equivalente a 2.100 euros por familia, la mayor presión fiscal sobre los que cobran por una nómina de toda la OCDE, porque según este tramposo no había un solo sitio de un presupuesto de 450.000 millones de euros de donde recortar nada. Prometió reducir a la mitad las más de 3.500 empresas públicas, inútiles en un 80%, pues solo sirven para colocar a familiares y amigos y para ocultar deuda, y no cerró ninguna. Prometió no recortar en educación, sanidad y dependencia, y es lo único que ha recortado: 100.000 dependientes han muerto desde que llegó al poder esperando una ayuda que jamás llegó, algo sencillamente canallesco.

Prometió intervenir las CCAA que no cumplieran el déficit y, en lugar de ello, les ha entregado más de 100.000 millones de nuestro dinero sin intereses ni control alguno. Prometió asegurar una financiación estable a las pensiones (igual que hoy), y los déficits se han disparado a 16.000 millones en 2015, y a 20.000 estimados en 2016. Para poder seguir pagando a los pensionistas, ha tenido que utilizar 44.500 millones de la caja de las pensiones, que se agotará en año y medio. Prometió crear empleo y solo ha creado trabajos basura a tiempo parcial mientras destruía empleos dignos a tiempo completo. Según la Contabilidad Nacional, hoy hay 500.000 empleos menos a tiempo completo equivalente que en 2011, y el número de horas trabajadas en la economía es hoy un 14% inferior al de 2011.

La reforma laboral de Rajoy ha dejado desprotegidos a los trabajadores, facilitando el despido y creando empleo temporal y precario

Y todo este desastre ha sucedido a pesar de tener la mayor cuota de poder estatal, autonómico y local desde la infausta Transición, un poder que podía y debía haber utilizado para resolver los graves problemas económicos, políticos y sociales, y ha hecho justo lo contrario. A día de hoy, Rajoy sigue en lo mismo, en favorecer como nunca a monopolistas y oligarcas con una fiscalidad irrisoria y regándoles con dinero público (si gana, pretende 'regalar' Bankia a la Caixa con De Guindos, que la rescató con nuestro dinero, como sucesor de Fainé); en negarse a reformar la Constitución; en mantener una ley electoral injusta y antidemocrática; en oponerse a la separación de poderes y a la independencia del poder judicial. ¿Alguna persona decente puede preferir la injusticia y el expolio oligárquico a la justicia y a la democracia? Pues quienes voten PP el 20-D estarán votando por lo primero.


La herencia económica

El legado económico de Rajoy no puede ser más desastroso. Estas son las cifras:


¿Es esto la salida de la crisis? ¿Pero cómo osan? ¿Cómo tienen la miseria moral de hablar de recuperación cuando nos han endeudado en 500.000 millones de euros en menos de cuatro años, y en 2015, el gran año de la recuperación, por cada euro de riqueza creada (PIB nominal) nos han endeudado en 4,1 euros? ¿Cómo se atreven a hablar de empleo cuando han llevado el mercado laboral al tercermundismo, y después de cuatro años hay 500.000 empleos equivalentes a tiempo completo menos? ¿Cómo osan cuando han dejado a 700.000 parados sin cobertura tirados en la cuneta? ¿Cómo, cuando han multiplicado por 16 el déficit de la Seguridad Social y saqueado en 45.000 millones la hucha de las pensiones? ¿Y esta plaga bíblica va a ser la opción más votada? ¡Incomprensible!


Decía mi amigo Camilo José Cela de los 'padres' de la Transición que “si tuvieran vergüenza y honor se habrían pegado un tiro”, ¿qué no diría hoy de su paisano Rajoy y demás secuaces? Aunque daría lo mismo, porque al igual que los 'padres' de la Transición que nos robaron la democracia, la cúpula del PP ni tiene vergüenza ni tiene honor. Pero hay otras cifras que describen con más precisión el proceso de destrucción de la clase media y la demencial política de Rajoy, donde el consumo interno se está financiando a base de deuda pública y del 'desahorro' de las familias.


Estas son las cifras oficiales, pero la realidad es mucho peor. El Banco de España ha denunciado que los salarios en nuestro país han caído el doble de lo que indican las estadísticas oficiales, por la sencilla razón de que la crisis se ha cebado con aquellos trabajadores de sueldos más bajos, por lo que la “evolución salarial agregada” se ha visto hinchada de forma artificial, lo que ha llevado a Montoro a afirmar en el Parlamento que los salarios “no bajaban”. Y finalmente, el otro tema esencial desde el punto de vista económico es el hecho de que no se ha producido cambio alguno en el modelo productivo del país como pretenden estos tramposos, ni tampoco reforma alguna de las AAPP, como proclama la ambiciosa y absolutamente implacable Sáenz de Santamaría (ha llegado a acaparar 11 cargos ejecutivos y controla férreamente el CNI), el terror del PP con más cadáveres políticos que Rajoy, y cuyo marido, ¡como no!, fue 'fichado' por Telefónica.

Cristóbal Montoro en el Parlamento, el pasado mes de agosto. (Reuters)

Que el modelo productivo estaba obsoleto era algo que se venía denunciando desde mucho antes de que Rajoy llegara al poder, y todos los expertos señalaban la necesidad de reducir el peso de los sectores tradicionales y de baja productividad, como la construcción, por sectores de mayor valor añadido. La clave del cambio es la educación superior politizada y destruida en las universidades públicas por el primer Gobierno socialista de Felipe González, y totalmente olvidada por los gobiernos del PP, tanto de Aznar como de Rajoy. Pero Rajoy ha hecho mucho más que ignorar la educación pública superior, hoy en manos de la izquierda radical, la reforma laboral de este insensato ha dejado completamente desprotegidos a los trabajadores, facilitando el despido y creando empleo temporal y precario a costa de destruir trabajos indefinidos a tiempo completo.


La política de Rajoy ha incentivado el modelo tradicional de baja productividad y de 'camareros', alejándonos más todavía del cambio de modelo productivo. La inversión o Formación Bruta de Capital Fijo, absolutamente clave para un nuevo modelo productivo, ha caído a una media anual del 7,7% entre 2011 y 2014, y la industria, que ha pasado del 36% del PIB en 1975 al 15,4% hoy, ha caído con Rajoy una media anual del 2,1. Y en cuanto a las exportaciones, crecen la tercera parte que el último año del indigente mental, y el saldo de intercambios exterior, incluido turismo, se ha desplomado. La parte de las exportaciones en el comercio mundial ha caído de un 1,9% a un 1,7%, somos el quinto país de la UE con un menor crecimiento de las exportaciones.



La escandalosa manipulación de las cifras del CIS

La verdadera clave del 20-D que podría cambiar la historia inmediata de España está en si Ciudadanos es capaz o no de superar al PSOE en número de escaños. Como antes he explicado, Rajoy (el PP es solo un rebaño de paniaguados a sus órdenes) se niega rotundamente a modificar la Constitución para traer la democracia real, la separación de poderes y la independencia de la justicia. La única opción de cambio es una legislatura constituyente mediante una coalición temporal de partidos que acabe con este régimen oligárquico corrupto a todos los niveles. Para ello es condición necesaria que Ciudadanos sea la segunda fuerza política, porque es la única garantía del imprescindible cambio constitucional.

La única opción de cambio es una legislatura constituyente con una coalición temporal de partidos que acabe con este régimen oligárquico corrupto

Que C´s no se convierta en la segunda fuerza es de vida o muerte para el PP, y a ese fin han manipulado escandalosamente las cifras del CIS. Esto es lo que me contó el jueves un alto cargo del Gobierno: “La encuesta del CIS está cocinada expresamente para asignar más escaños al PP y al PSOE, otorgándoles una cifra desproporcionada de los indecisos (41,6%). La cocina del CIS ha asignado entre tres y cuatro puntos de más al PP, y dos al PSOE, restándoselos a Ciudadanos, porque en Moncloa piensan que los indecisos entre PP y C´s se decantarán por el PP si creen que Rivera no desbancará a Sánchez. Si la cocina hubiera sido honesta y profesional, hubiera dado como media 112 escaños al PP, 89 a Ciudadanos, 79 al PSOE y 44 a Podemos y coaligados”.

Esto permitiría un pacto de gobierno temporal (1/2 años) liderado por Rivera, que está absolutamente comprometido con realizar una segunda transición que traiga la democracia real, con una nueva ley electoral donde cada escaño necesite el mismo número de votos y donde los diputados sean elegidos por los ciudadanos y no por los partidos; con separación de poderes, independencia de la Justicia; con el fin de los conciertos económicos y los privilegios identitarios, y un paquete de medidas económicas y sociales de choque. Una vez realizado el cambio constitucional, que sería sometido a referendo, se convocarían elecciones con la nueva ley. El PP, igual que UCD, se desintegraría, justo lo que merece por tratar de mantener a toda costa el actual sistema oligárquico y corrupto, que nos ha llevado a la mayor degradación económica, política, social y moral en dos siglos.


La herencia política

Pero si la herencia económica de Rajoy es un desastre sin paliativos, la herencia política es peor aún, y este tema crucial apenas fue mencionado en el debate.Rajoy ha dejado España mas dividida que nunca y la ha llevado a la más absoluta irrelevancia internacional. Ante los atentados de París, donde Hollande se ha reunido con todos los jefes de Estado, a Rajoy le dejaría al margen porque nadie cuenta con este pusilánime. Quiere, como toda la izquierda y los perroflautas, todas las ventajas que nuestra sociedad puede ofrecer pero no está dispuesto a hacer nada para defenderla, deja que otros lo hagan por él, lo que nos convierte en un socio desleal que no merece la confianza de aliado. 'No a la guerra ni para defender nuestro modo de vida y a nuestros hijos' es su lema.

Luego la omisión criminal de Rajoy ante el secesionismo a quien ha financiado y ha permitido el incumplimiento flagrante y sistemático de la ley, lo que ha hecho posible que los sediciosos hayan desarrollado todo el proceso de ruptura, de siembra de odio a España y de marginación de los catalanes no secesionistas sin oposición alguna. Esto ha producido una fractura brutal de la sociedad catalana, que perdurará durante generaciones. Rajoy ha incurrido en varios delitos tipificados en el Código Penal (art 408), “omisión del deber de perseguir los delitos y sus responsables”. Y ninguno de los presentes en el debate le espetó a la doña que su jefe es un presunto delincuente que debería ser procesado.

Rajoy ha puesto, además y desde el principio, el BOE al servicio de los oligarcas del Ibex que le han influido, cuando no han redactado directamente, como Abengoa vía Montoro. Ha permitido como jamás en el pasado el abuso de posición dominante de los monopolistas. Y ahora el PP dice que el Ibex “quiere debilitar a Rajoy” ¿Pero cómo van a querer debilitar a quien ha tapado, con mas de 200.000 millones, los agujeros de su incompetencia? Los grandes oligarcas monopolistas cobran, según la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia, 44.000 millones al año de mas por los bienes y servicios que suministran a las AAPP. Su eliminación solucionaría el futuro de las pensiones, de la sanidad, educación y dependencia. Pero ni se mencionó.

Votar por Rajoy es votar por una ley electoral donde los diputados no representan a los electores sino a los capos mafiosos que les ponen en una lista

El resumen es claro. Rajoy deja una España dividida internamente e irrelevante en el exterior. Votar a este mentiroso compulsivo es votar por las élites oligárquicas a quienes ha protegido y pagado por sus errores. Votar por la no separación de poderes, votar por la no independencia de la justicia y de los reguladores. Es votar por la corrupción, “no voy a hacer más de lo que he hecho”, ha afirmado. Votar por una ley electoral donde los diputados no representan a los electores sino a los capos mafiosos que les ponen en una lista. Votar por el recorte de las pensiones. Y votar por que sus hijos y nietos vivan permanentemente peor que sus padres.


La quiebra de las pensiones

Si la herencia económica ha hecho mas pobres a la mayoría de las familias y ha lastrado gravemente el futuro de nuestros hijos, si la herencia política ha dividido y enfrentado a los españoles, puesto en riesgo como nunca antes la unidad de España y nos ha expulsado del mapa de las naciones fiables, la herencia social de Rajoy nos ha colocado a la cabeza de Europa en desigualdad y en pobreza; mientras, estamos a la cabeza en concentración de riqueza y poder económico. A final de 2014, las personas en riesgo de exclusión social ascendían a 13,5 millones, la cifra mas alta jamás alcanzada, mientras que el número de las mismas en situación de privación material grave superaba los tres millones. La distancia entre pobres y ricos nunca ha sido mayor en España que con Rajoy.

Y los primeros que deberían tener muy claro lo que les espera con Rajoy y el PP son los 8,5 millones de pensionistas, que están siendo objetivo esencial del engaño masivo de este Gobierno. Rajoy, aparte de casi liquidar la caja de las pensiones, liquidaría también el mantenimiento del poder de compra de los jubilados eliminando la revalorización anual con el IPC con la Ley del Factor de Sostenibilidad. Si apenas se ha notado aún, ha sido solo porque estamos en deflación y el IPC baja en lugar de subir, pero cuando vuelva a la normalidad, los pensionistas perderán poder de compra a chorros, algo que en el debate increíblemente ni se mencionó.

Pero lo más grave es la quiebra del sistema acelerado por los trabajos basura que se están creando, y que restan y no suman recursos para el pago de las pensiones. La AIReF cree imprescindible pagar con impuestos las pensiones de viudedad y orfandad (20.000 millones año) porque el fin de la caja de las pensiones en 18 meses obligará a reducir estas un 20%. Y pagar con impuestos es imposible por el déficit brutal que generaría. Además, a partir de 2019, el valor de la pensión inicial se ajustará en función de la esperanza de vida y esto implicará una rebaja drástica de las pensiones recibidas por los futuros pensionistas. Y esto está ya aprobado por ley. Así que ya saben los pensionistas actuales y futuros, voten a Rajoy y su ruina estará asegurada.

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos. (EFE)

La herencia moral

Pero es en la herencia moral donde Rajoy da su verdadera talla, algo que acaba de demostrar una vez más con su reacción mentirosa y cobarde ante el atentado de Kabul, y donde la incompetencia de su Gobierno raya lo criminal. Es un inepto total que nunca afronta los problemas, los niega o los relativiza cuando ya no puede negarlos, jamás los reconoce e intenta solucionarlos. Podría, por ejemplo, haber cortado la corrupción desde el principio, pero ha tolerado toda una trama corrupta a todos los niveles donde la cúpula del PP se ha beneficiado personalmente (Bárcenas) y 45 de sus diputados realizan “asesoramientos”. ¿Se acuerdan de Trillo y de Pujalte llevándose una pasta por “asesorar verbalmente” sobre renovables? Y ahora Gustavo de Arístegui, o Gómez de la Serna, diputado del PP por Segovia.

Y es aquí donde Rajoy supera todas las cotas del cinismo y la mentira: “Mi labor contra la corrupción es permitir que la policía y los jueces hagan su trabajo con total libertad”. Entonces, ¿por qué Santamaría hizo gestiones con la policía para conseguir un trato de favor a Bárcenas, como ha denunciado Pedro J. y nadie lo ha desmentido? ¿Por qué Rato y Pujol no han sido procesados y están en la cárcel? ¿Por qué los delincuentes de los ERE y la cúpula del PP que recibía sobres de Bárcenas, incluido él mismo, no han devuelto un euro y todos están en su casa? Esta es la España que Rajoy no esta dispuesto a cambiar. Muchos votantes de buena fe se están dejando engañar por la patraña de que el PP es el único que tiene experiencia y que los demás no la tienen. Cojan, por ejemplo, a Cospedal, que le dice a Rivera que “ para ser presidente hay que venir con España aprendida”.

Nuestra embajada en Kabul no ha sido atacada porque fuera de España sino porque era la peor defendida de la capital afgana

Fíjense lo aprendida que la tiene que ha sido maillot amarillo en incumplimiento del déficit en Castilla-La Mancha, maillot amarillo en conseguir enchufes y canonjías a su marido, maillot amarillo en recortes en sanidad y similares.Claro que de algún sitio tenían que salir los 136.000 euros en tarjetas que se fundió Nacho Villa, el capo de Telecospedal, y su 'amiga', la corresponsal en Asia que cobraba 12.000 euros al mes, más que el presidente del Gobierno, y tenía una oficina en Hong Kong, esencial para tener informados a los manchegos. O los ministros y diputados que no solo legislan sino que aún tienen tiempo de asesorar directa o indirectamente a empresas y oligarcas, ¡eso si que es productividad!. ¿Qué sería de España si nos faltasen estas/os expertas/os?

Y lo del atentado de Kabul es la gota que colma el vaso de toda una legislatura presidida por la incompetencia, la mendacidad y la cobardía. Nuestra embajada no ha sido atacada porque fuera de España sino porque era la peor defendida de la capital afgana, la única fuera del perímetro de seguridad y con sistemas de defensa irrisorios, una chapuza típica de este Gobierno de ineptos y por lo que más de uno deberá responder. Y luego el 'manejo' de la noticia, primero que un policía español sufría heridas pero no graves, luego que el ataque no era contra nuestra embajada sino contra un hotel frecuentado por europeos, y como eran otros el objetivo no había problemas. ¿Cabe acaso mayor grado de bajeza y de miseria moral? Luego que sí, que era contra España, falso también. Un incompetente, un mentiroso y un cobarde incapaz de afrontar los problemas, este es Rajoy. España no se merece a nadie así como presidente, y aquellos que le voten el domingo demostrarán ser tan indignos como él.



ROBERTO CENTENO


Desde la Salamanca de mi niñez, siempre quise ser ingeniero. Después trabajaría toda mi vida en el mundo de los hidrocarburos. En ENAGAS como Director General, en CAMPSA como Consejero-Delegado, y a la desaparición del Monopolio asociado con Massimo Moratti, Presidente del Inter., y propietario de la mayor refinería del Mediterráneo. A la enseñanza llegué de la mano de Ramón Tamames, y gracias a su inestimable ayuda, obtuve la Cátedra de Economía de Escuela de Minas.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario