jueves, 14 de enero de 2016

Hace años que El Corte Inglés no paga nada por el Impuesto de Sociedades ¿Desde cuándo?

De los 14,8 millones de beneficios antes de impuestos, la compañía declara 118 millones gracias a las deducciones fiscales


En siete años El Corte Inglés ha dejado de emplear a 18.363 trabajadores

La caída de las ventas y el aumento de los costes financieros en los últimos años reducen los beneficios, antes de impuestos, de El Corte Inglés. En 2014 cerraba con 14,8 millones de beneficios, lo que supone para la compañía un descenso del 95,3% desde 2010.

Pero gracias a los ajustes fiscales, el Corte Inglés suma beneficios de hasta 118 millones en su último ejercicio. La declaración de una base imponible negativa en años anteriores es lo que permite al grupo obtener beneficios fiscales en los siguientes.  En 2013 declaró una base negativa de 695,73 millones. En 2012 fueron 184,73 millones y en 2011, 68,42 millones. Esas pérdidas fiscales le permiten reducir su factura con Hacienda y es la dinámica de la que se sirve para evitar las pérdidas reales.

Según publica infoLibre  basándose en la información que  la propia compañía facilitó en enero de 2015, para su emisión de bonos en la bolsa irlandesa, en 2011 sumó a sus beneficios 18,67 millones de euros por compensaciones y deducciones del Impuesto de Sociedades; en 2012 fueron 13,76 millones; en 2013, 126,51 millones y en 2014 ha sumado a sus ganancias 103,27 millones gracias a este mecanismo contable.

Así El Corte Inglés declara haber ganado 118 millones de euros en su último ejercicio, que cerró el pasado 28 de febrero. La diferencia entre los beneficios antes de impuestos, 14,8 millones, y las ganancias totales declaradas son esos 103,27 millones que la compañía obtiene por el Impuesto de Sociedades que no paga. En este último ejercicio ha obtenido 58,7 millones por la reforma fiscal, que cambia el tipo del 30% al 28%, y 29,7 millones por las deducciones fiscales.

InfoLibre  preguntaba a El Corte Inglés por el último año en que pagó a Hacienda por el impuesto de sociedades, algo que el grupo no ha querido responder. Pero sí sabemos que al menos desde 2011, el gigante de la moda no ha pagado nada por ese impuesto. 


Una nueva etapa con expectativas de mejora

No obstante, la caída en las ventas está afectando año tras año a la compañía, que podemos decir que se encuentra ahora en una nueva etapa tras la muerte de Isidoro Álvarez en septiembre de 2014. Como socio ajeno a la familia propietaria de El Corte Inglés, entró en julio de 2015 el jeque catarí Sheikh Hamad Bin Jassim Al Thani, quien invirtió en el grupo 1.000 millones de euros.

Dimas Gimeno, quien ha sucedido a Álvarez en la presidencia,  presentó el pasado agosto los resultados de 2014 mostrando pequeños cambios respecto a los últimos años: un crecimiento de las ventas de un 2,6% y la expectativa de que el consumo siga creciendo de aquí en adelante.

Desde 2007 y hasta el cierre de 2014, El Corte Inglés ha recortado su plantilla en 18.363 trabajadores. Aunque no ha presentado ningún Expediente de Regulación de Empleo, el deterioro de las condiciones laborales -aumento de las jornadas de trabajo, la supresión del plus por trabajar los domingos y el recorte en las comisiones de venta- ha llevado a que desde 2012 más de 3.000 empleados hayan dejado la empresa.

Tania Martínez Tomás

No hay comentarios:

Publicar un comentario