martes, 16 de febrero de 2016

El PP se desploma

La dimisión de la Presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ante la investigación por la UCO de las cuentas del Canal de Isabel II, han desatado las especulaciones sobre la dimisión de Mariano Rajoy, cercado por la corrupción. El anuncio de Pablo Iglesias en la tarde del lunes de que Podemos mantiene como condición para pactar con Pedro Sánchez la celebración de un referéndum independentista en Cataluña, abre dos escenarios: la elección por el Rey de un candidato independiente apoyado por PP, PSOE y Ciudadanos o la repetición de las elecciones.

Aunque en el PP se esfuerzan en afirmar públicamente que la dimisión de la Presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, no marca el camino a Mariano Rajoy, lo cierto es que su decisión ha caído como un jarro de agua helada en un partido que en los dos últimos años lleva sufriendo día tras día los escándalos de corrupción entre sus altos cargos.



Los círculos políticos madrileños hervían, después de un agitado fin de semana, con las especulaciones sobre la inminente dimisión de Mariano Rajoy antes de que el secretario general socialista, Pedro Sánchez, defienda su investidura el próximo 3 de marzo.

La dimisión de Esperanza Aguirre, ante la investigación de las cuentas del Canal de Isabel II, estrecha el cerco a Rajoy

Las investigaciones de la UCO sobre las cuentas del Canal de Isabel II, durante la Presidencia de Esperanza Aguirre, pueden terminar de dinamitar al Partido Popular y precipitar la renuncia de Rajoy, que vería cómo la corrupción en el bastión de la capital del Estado es aún mayor de lo que la Operación Púnica ha dejado al descubierto.


El PP se desploma

Ni el PP ni el PSOE, cada uno por diferentes motivos, quieren repetir las elecciones. Los populares porque tras el terremoto del PP valenciano y la investigación en el madrileño, ven desplomarse la intención de voto del 28% al 15%. Los socialistas porque prácticamente desaparecerían como partido con unos resultados similares a los que obtendría el PP.

Los más beneficiados por la situación actual serían Podemos, con casi el 30% de los votos, seguido de cerca por Ciudadanos. Para PP y PSOE el adelanto electoral supondría tanto como la liquidación política de los dos principales partidos que han gobernado España en los últimos 40 años.

Y es que las encuestas del CIS, las que no se “cocinan”, y los sondeos internos que manejan en Génova y Ferraz coinciden en reflejar el “sorpasso” de Podemos a costa de los votos del PSOE. Iglesias cumpliría así su gran sueño: liquidar al centenario Partido Socialista.

Ante la imposibilidad de que Sánchez y Rajoy formen Gobierno, el Rey puede proponer un candidato de consenso

Tampoco la Corona ve con buenos ojos un “sorpasso” de Podemos que pondría fecha de caducidad al sistema monárquico, ya que tanto las mareas, como IU y catalanes, se declaran abiertamente republicanos y se fijarían como objetivo reformar la Constitución.


Candidato independiente

Ante el panorama desencadenado en la tarde del lunes por la conferencia de prensa de Pablo Iglesias, volvía a cobrar fuerza en medios políticos, empresariales y financieros el escenario de un candidato independiente como presidente del Gobierno, ante la imposibilidad de que Rajoy y Sánchez lo logren.

El Jefe del Estado tiene la discrecionalidad de encargar a un independiente, que no ha de ser forzosamente diputado, presidir el Ejecutivo. Se trataría de una persona de consenso que contase con el apoyo del Partido Popular, PSOE y Ciudadanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario