domingo, 3 de abril de 2016

Un crudo retrato del comercio de armamento

El fotoperiodista Marc Javierre Kohan denuncia el comercio y la exportación de armas en el libro Weapons.



El centro de exposiciones de Villepinte, a pocos kilómetros de París, es un auténtico hervidero de comerciales con corbata y militares venidos de todos los rincones del planeta. A mediados del mes de junio se celebra allí la feria Eurosatory, el gran escaparate europeo del comercio de armamento terrestre. En su última edición, la de 2014, más de 1.000 expositores y 55.000 visitantes volvieron a poner de manifiesto el momento dulce que vive el comercio de armamento.
Eurosatory fue, precisamente, el punto de partida de Weapons. Un libro de fotografías que está recogiendo fondos a través de una plataforma de micromecenazgo y que firma el fotoperiodista Marc Javierre-Kohan, con textos de Plàcid Garcia-Planas, de La Vanguardia, y diseño de Enric Font. La obra retrata con toda crudeza el origen de esas armas. También el destino.
“La idea de hacer este libro surgió hace dos años, cuando Plàcid me habló de esta feria. Es un lugar extraño, como un mundo aparte en el que te encuentras rodeado de tanques y ametralladoras”,relata Marc. “Empecé a investigar y a acudir a más ferias: tenía que retratarlo y enseñarlo”.
El proceso concluyó con los atentados de París: Marc estaba cenando a escasos 500 metros de la sala Bataclán. “En cierto modo, fue como cerrar un círculo. Ellos fabrican las armas, las mandan a Siria para que destruyan y dos personas nacidas en Francia pero que han viajado allí las acaban disparando en París. Es un círculo macabro y nos está explotando en la cara: nos dicen que tenemos que tener miedo. Que necesitamos más ejército, más bombas. Más armas y menos libertades. Y es algo contra lo que hay que luchar”.

Un negocio multimillonario

Para el fotoperiodista, hemos llegado a un punto en el que aceptamos como normal el tipo de comercio armamentístico que retrata en Weapons. “Referirse a todo esto como defensa es un eufemismo: hablamos de material de ataque y destrucción”, apunta Marc. “Hay un montón de cosas que la gente no sabe, como que Saab, conocida marca sueca de coches, fabrica aviones de combate”. Es por ello que el libro es sólo una parte del proyecto: la intención de Marc es complementarlo con un taller y charlas en colegios. “No es un libro pensado para acabar en las librerías, sino para que lo vea la gente y le haga pensar”.
Para la reflexión quedan también los datos: el Instituto de Investigación para la Paz de Estocolmo señaló el pasado marzo de 2015 que se ha producido un aumento significativo en el comercio mundial de armamento entre 2010 y 2014: el mercado creció 16 puntos porcentuales respecto al periodo 2005-2009. El mercado oficial de armas movió en 2014 72.000 millones de dólares al año, 1.700 millones más que el año anterior, según un informe del Congreso de EEUU.






No hay comentarios:

Publicar un comentario