martes, 10 de mayo de 2016

La Federación de Sindicatos de Periodistas defiende la propuesta de Podemos sobre los medios

No se trata de «controlar los medios», como demagógicamente se ha dicho en algunas críticas, sino de garantizar que los ciudadanos van a recibir información veraz, plural y de calidad porque es un derecho que les pertenece a ellos y no a los periodistas o a las empresas de comunicación.”



La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), en un comunicado difundido hoy, “reclama a todos los partidos políticos y al futuro Gobierno que, de una vez por todas, se tomen en serio el derecho constitucional y humano de la ciudadanía a la información y la comunicación. Es urgente que promuevan las reformas legales necesarias en el sector de los medios de comunicación para garantizar el cumplimiento pleno de ese derecho y situar a España al nivel de los países de la Unión Europea.”
La FeSP señala que “la última iniciativa parlamentaria registrada al respecto -tres proposiciones no de ley presentadas por el grupo Podemos-En Comú Podem-En Marea, que han decaído y no serán debatidas por haber sido disueltas las Cortes- han provocado un aluvión de críticas, muchas de ellas sin el mínimo rigor exigible e incluso en defensa de posiciones contrarias a lo que establecen leyes que están en vigor desde hace años pero no se han aplicado.”
Hace referencia a tres de las propuestas de esa moción y considera “que la mayoría de las críticas a las propuestas de democratización del sector de la comunicación en España –que esta organización sindical profesional viene reclamando desde hace muchos años– solo pretenden mantener la situación actual, que se traduce en una vulneración constante del derecho a la información y la comunicación de la ciudadanía. Hay que decirlo con claridad, porque hay momentos en que callar es mentir.
La concentración de medios y su propiedad cruzada y opaca ha sido condenada por todas las autoridades europeas. La Federación Internacional de Periodistas (FIP) y su filial europea (FEP) –a las que pertenece la FeSP–, así como la OSCE y el Relator Especial de Naciones Unidas sobre Libertad de Opinión y de Expresión, han denunciado que “la concentración en la propiedad de los medios de comunicación masiva es una de las mayores amenazas para el pluralismo y la diversidad en la información.”
En este terreno, España está a la cola de Europa ya que solo existen organismos de ese tipo –y son muy mejorables– en Cataluña y Andalucía.
También sorprende que se critique la petición de impulsar el Tercer Sector de la comunicación, porque lo que se pide en una de las iniciativas parlamentarias citadas es simplemente que se cumpla la citada ley 7/2010, que establece: “La Administración General del Estado habilitará el dominio público radioeléctrico necesario para la prestación de estos servicios” (artículo 32).
Por último, la FeSP “hace un llamamiento a las organizaciones profesionales que anteponen el derecho a la información frente a los privilegios de los grandes grupos de comunicación para que apoyen estas reivindicaciones. No se trata de «controlar los medios», como demagógicamente se ha dicho en algunas críticas, sino de garantizar que los ciudadanos van a recibir información veraz, plural y de calidad porque es un derecho que les pertenece a ellos y no a los periodistas o a las empresas de comunicación.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario