sábado, 7 de mayo de 2016

Los documentos en ‘exclusiva’ de Inda sobre Pablo Iglesias son un corta/pega de un vídeo de YouTube

Más allá de que aunque fuera auténtico no significaría nada sin contrastar la cuenta beneficiaria, lo que resulta curioso es que el membrete no se corresponda con la nomenclatura oficial del Ministerio del Poder Popular para la Economía, Finanzas y Banca Pública; que el nombre del beneficiario no esté completo: Pablo Manuel Iglesias Turrión o que no se especifique un número de cuenta (con los que el Euro Pacific Bank sí opera). También que un documento tan “secreto y encriptado” pase por cuatro oficinas y se remita al departamento de Tesorería Nacional. Vaya porquería de secretismo.
La credibilidad de esta fuente, como la del documento, del que se pueden hacer todos los que se quiera a nombre de cualquiera a partir de uno real, es equivalente a la del tebeo de Eduardo Inda, pero con menos vergüenza si cabe, porque no sería la primera vez, ni la que hace tropocientas, que esta prófuga acusada de asesinato en grado de autoría intelectual inventa todo tipo de ‘noticias’. Esto empieza a parecerse a lo del alumno que copia el examen del más tonto de la clase, Eduardito.
Y esto no quiere decir que no pudieran haber ayudado a impulsar el proyecto de Podemos desde algún país con un gobierno de izquierdas (sin hipocresías, eso casi hubiera sido exigible). Lo que aquí se infiere es que desde luego no se podrá simular con esta chapuza. Mucho menos probarlo.


Más allá de que aunque fuera auténtico no significaría nada sin contrastar la cuenta beneficiaria, lo que resulta curioso es que el membrete no se corresponda con la nomenclatura oficial del Ministerio del Poder Popular para la Economía, Finanzas y Banca Pública; que el nombre del beneficiario no esté completo: Pablo Manuel Iglesias Turrión o que no se especifique un número de cuenta (con los que el Euro Pacific Bank sí opera). También que un documento tan “secreto y encriptado” pase por cuatro oficinas y se remita al departamento de Tesorería Nacional. Vaya porquería de secretismo.
La credibilidad de esta fuente, como la del documento, del que se pueden hacer todos los que se quiera a nombre de cualquiera a partir de uno real, es equivalente a la del tebeo de Eduardo Inda, pero con menos vergüenza si cabe, porque no sería la primera vez, ni la que hace tropocientas, que esta prófuga acusada de asesinato en grado de autoría intelectual inventa todo tipo de ‘noticias’. Esto empieza a parecerse a lo del alumno que copia el examen del más tonto de la clase, Eduardito.
Y esto no quiere decir que no pudieran haber ayudado a impulsar el proyecto de Podemos desde algún país con un gobierno de izquierdas (sin hipocresías, eso casi hubiera sido exigible). Lo que aquí se infiere es que desde luego no se podrá simular con esta chapuza. Mucho menos probarlo.


Por Paco Bello

No hay comentarios:

Publicar un comentario