martes, 24 de mayo de 2016

Posición sensata respecto a nuestra política exterior, incluyendo a Venezuela




Es muy difícil encontrar una exposición más sensata, lógica y sincera que la de Pablo Bustinduy. Y mucho más, aunque haya pasado casi desapercibido, ver cómo por fin alguien dirige ese mensaje hacia aquellos que jamás se han preocupado por otra problemática que no sea la de su propio interés, o para ser más exactos, la de proteger el interés de sus jefes: los financieros y grandes empresarios.

Aquí no hay medias tintas: por un lado hay una hipocresía criminal que persigue la defensa a cualquier precio de los intereses de una minoría ultraprivilegiada, y por el otro hay una preocupación real por los pueblos. Los viejos partidos del régimen (y su nueva muleta naranja) defienden lo primero, y se quiera aceptar o no, Unidos Podemos actúa por lo segundo. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario