jueves, 9 de junio de 2016

Saltando bebés para alejar al pecado- LA ESPAÑA ANCESTRAL QUE PERVIVE....EN S.XXI

El Colacho se celebra cada año desde 1620 el domingo siguiente al Corpus Christi en la localidad burgalesa de Castrillo de Murcia, un pequeño pueblo de menos de dos cientos habitantes.

Como tantas otras tradiciones de nuestro país, camufla sus más que probables raíces paganas a través de un rito cristiano. En este caso, El Colacho, un hombre vestido de demonio, salta por encima de los bebés que han nacido este año a modo de bautismo, para luego ser bendecidos por el Obispo de Burgos, algo que en su momento genero problemas con el mismísimo Papa Benedicto XVII, quien pidió que los sacerdotes se alejasen de la celebración al no ser un bautismo al uso.


Para saber un poco más al respecto, hablamos con Rodrigo Mena, un fotoperiodista burgalés que este año ha retratado la celebración.

 Hola Rodrigo, ¿cómo te enteraste de la celebración de El Colacho?
Rodrigo Mena: Yo soy un fotoperiodista de Burgos, pero afincando actualmente en Madrid, y desde pequeño había visto noticias referentes a la fiesta de El Colacho en los medios locales de mi ciudad, pero nunca había tenido la oportunidad de acercarme a Castrillo de Murcia, y este año, estaba por Burgos y pensé que era una buena oportunidad de por fin poder acercarme tras tantos años de verlo por los periódicos o la televisión.
¿Sabes por qué se llama El Colacho? He leído que el nombre de El Colacho hace referencia al demonio que va saltando a los bebés, pero exactamente ¿quién o qué es El Colacho?
El origen del nombre nadie de la localidad me lo dio con seguridad, todos me decían que es la tradición, y que puede traer su origen en el zurriago que llevan en la mano con pelo de cola de caballo.
En la tradición El Colacho es un hombre vestido de demonio, ataviado con un "disfraz" de llamativos colores y una máscara, en las manos lleva castañuelas y un zurriago con el que va atizando por el pueblo a quien le insultan.

¿De qué trata exactamente este ritual? ¿Qué sentido tiene —o tenía originalmente— que un tipo disfrazado de demonio salte por encima de varios bebés?
El Colacho es una figura que encarna a el demonio, y la tradición de los saltos a los bebés es para purificarles, para evitarles males, la tradición dice que especialmente el mal de hernia. El día grande de la festividad, el domingo de la semana del Corpus Christi, hay una procesión por todo el pueblo con El Colacho, junto a la Cofradía, el Arzobispo, a unos danzantes y a El Atabalero.
Durante esa procesión El Atabalero toca un gran tambor mientras El Colacho salta los colchones con los bebés.
Todas las tradiciones tienen sus detractores, ¿existen voces críticas respecto a esta tradición? ¿Alguna plataforma o grupo de personas del pueblo que estén en contra estuvo presente en la celebración de El Colacho?
No vi en ningún momento a detractores o personas en contra de la tradición, el pueblo estaba volcado en su fiesta y en que todo saliese perfecto, pese a la intensa lluvia que cayó. No creo que sea una tradición conflictiva, ni mucho menos. Es cierto que tiene carácter religioso, pero en el pueblo había gente religiosa, gente no religiosa (personas que conozco personalmente). Lo importante era disfrutar de la festividad.


Para terminar, este tipo de festivales tradicionales siguen llamando mucho la atención, tanto en el extranjero como en nuestro propio país, ¿a qué crees que se debe?
Durante las horas que estuve en Castrillo de Murcia pude ver a muchos extranjeros, desde un grupo de surcoreanos grabando un documental, a unos latinoamericanos haciendo entrevistas, pasando por agencias de noticias como Reuters o Associated Press los cuales emitieron el evento en directo vía señal internacional.
A día de hoy, y gracias a internet, podemos saber casi al instante lo que sucede en cualquier punto de la Tierra, y eso me parece genial, ya que podemos conocer otras culturas, otras tradiciones e incluso otras maneras de vivir. Yo creo que todo el mundo tiene curiosidad, curiosidad por conocer nuevas cosas, si no tienes curiosidad... mal vamos. Y por eso creo que tradiciones como esta, que es única en el mundo, esta bien que se de a conocer y mostrar cultura de la zona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario