sábado, 24 de septiembre de 2016

Los de la cabra contra "Carmena"



Centenares de personas han protestado por "el certificado de defunción de la calle de nuestro padre legionario", el franquista José Millán Astray

Ataviados de banderas y uniformes militares, también han criticado la "intolerancia de la progresía española, aquella que gobierna en Valencia, Barcelona y Madrid"


Concentración en favor de Millán Astray en Madrid, 24 de septiembre de 2016.

Concentración en favor de Millán Astray en la plaza Mayor de Madrid. NICO CABANES

Varios centenares de personas se han concentrado este sábado en defensa del franquista José Millán Astray. La manifestación de apoyo al que fuera fundador del 'Tercio de Extranjeros' ha sido convocada por la plataforma de antiguos legionarios, a las 12 del mediodía, en la Plaza Mayor de Madrid.

Bajo el lema '¡Sí, calle Millán Astray!', han protestado por "el certificado de defunción de la calle de nuestro padre legionario" . Un Millán Astray al que, según los convocantes, "se le ha acusado hasta de terrorista, dando credibilidad a ese credo que no explica su vida anterior". "Nuestra voz es la voz del corazón de los españoles", han asegurado. "Y no vamos a permitir que insulten a nuestro padre".

Ataviados de banderas y uniformes militares, también han criticado la "intolerancia de la progresía española" -"aquella que gobierna en Valencia, Barcelona y Madrid"- y a "aquellos presuntos modernos que defienden el derribo de la historia de España". "Les molesta todo lo que refleje la grandeza española".

"Salimos a la calle para pedir el fin del odio". Porque en España, según sus convocantes, no existe ni ha existido nunca "la reconciliación". Sino "la provocación". "Símbolos republicanos sobreviven en nuestras ciudades, a lo largo de toda la geografía española". "Queremos a nuestros soldados en las calles y en las plazas".


El PP elogia al franquista Millán Astray

Desde el PP y la Hermandad Nacional de Caballeros Legionarios han minimizado, no obstante, la vinculación del exgeneral con el franquismo y entienden que no cabe la aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

De hecho, en este sentido, la última cara política en apoyar al conocido como "cojo, manco y tuerto Millán Astray" ha sido Esperanza Aguirre. "Es una ofensa para todos los caballeros legionarios que se le quiera quitar la calle", ha defendido en un vídeo la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid (idéntica postura a la adoptada por el PP de Latina en el pleno de distrito, donde se llegó a alabar a Millán Astray como "héroe" nacional).

Pese a ello, la lucha contra la propuesta del Comisionado de la Memoria Histórica para modificar el nomenclátor en 27 vías continúa con una petición virtual de firmas dirigida a la alcaldesa Carmena.



Muy masiva no es la manifestación fascista a favor de Millán Astray contra Carmena


Abucheos a Carmena y al Gran Wyoming


Al grito de "¡Fuera, fuera, Carmena!" y acusada de vivir en un "chalé de lujo", en la zona "más exclusiva" de la capital, la actual alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, no ha podido evitar ser el blanco de los abucheos de los manifestantes.

Pero tampoco el Gran Wyoming: " Cuando hables de Millán Astray lávate la boca con lejía. Regala a los pobres de Madrid todos esos pisos que tienes. Y aprende de nuestro fundandor, que vivía en un piso de alquiler", han instado al presentador de El Intermedio.
Datos que niegan el dibujo amable de Millán Astray

El dibujo amable que PP y exlegionarios trazan de Millán Astray queda en entredicho a la luz de ciertos apuntes. Más allá de una suerte de benefactor de los pobres en el Madrid de posguerra, quedaría supuestamente exculpado de participar en el alzamiento rebelde contra la República por encontrarse en Argentina. Igual que otros cabecillas de la conspiración, caso de José Sanjurjo en Portugal, con quien colaboró en la intentona de asonada del 32, la sanjurjada.

Millán Astray fue uno de los artífices del ascenso de Francisco Franco a su primera jefatura de Gobierno (Burgos, 1938). Participó en la guerra civil desde la retaguardia y desempeñó, al menos, labores de propaganda. Una tarea que afianzó en la dictadura, como alto cargo, siendo uno de los creadores del mito de Franco como caudillo, aquella copia española del fürher nazi o el duce del fascismo italiano.

Tras la sublevación, el denominado Ejército de África entraba por las costas andaluzas en apoyo a los rebeldes y sembrando de terror los pueblos a su paso con tácticas de violencia extrema, un calco a los métodos usados en el combate a las tribus rifeñas. Las tropas africanas estaban compuestas por mercenarios regulares y la Legión Española, convertidos así en los primeros cuerpos represores golpistas.


Concentración en favor de Millán Astray en Madrid
Concentración en favor de Millán Astray en Madrid NICO CABANES

No hay comentarios:

Publicar un comentario